sábado, 16 de enero de 2010

VALE, Y YO ¿QUÉ PUEDO HACER?...

...llevo preguntándome desde que puedo recordar, cada vez que me entero de una catástrofe, de una guerra, de una desgracia, de alguien que pasa hambre, de que una mujer ha sido asesinada.

Por eso me hice activista, empecé a colaborar con oenegés, utilicé mis espacios como lugar de denuncia, procuré que mi modo de vida fuese sostenible, intenté boicotear en lo posible a empresas que ignoraban los derechos humanos, compartí mi tiempo y mi dinero con las causas en las que yo creía...

Pero sigue habiendo catástrofes, guerras, desgracias, personas que pasan hambre, mujeres que son asesinadas y, por mucho que haga, nunca me parece suficiente.

Ahora ha habido un terremoto en Haití, me mantengo informada, he donado lo que he podido... pero no por eso me siento mejor.

6 comentarios:

susana dijo...

Duele, mucho, siempre.
Pero no dejes de ser como eres, por favor. Te necesitamos, necesitamos muchas, miles de Frantic.
Porque aunque creas que eres tan solo una gota en el mar, ten presente que el mar es una inmensa sábana de gotas.
Y con eso...con eso tienes bastante.
Va mi cálido abrazo
Susana Guzner

frantic dijo...

Gracias por tus palabras y por tu visita. Es todo un honor.

Un abrazo.

pon dijo...

Dentro de un mes nadie se acordará ya de ellos , pero seguirán vagando por las calles derruidas.

frantic dijo...

Precisamente por eso. :(

a p n e i c a dijo...

no entiendo las modas...
¿antes no hacía falta?
tantas cosas que hacen falta y no sabemos ni nos hablan...

Lille Skvat dijo...

Muy acertada la viñeta. Yo me pregunto siempre cómo es posible que de repente la gente se dé cuenta de que un sitio determinado tiene problemas y luego también cómo es posible que se olvide con la misma rapidez.