jueves, 26 de noviembre de 2009

EL OTRO CALENDARIO PIRELLI



Pirelli puede permitirse el gasto de veinte millones de euros en un calendario porno chic con todo lo que se ha ahorrado realizando contratos precarios, deslocalizaciones y EREs.

Mientras la CEOE reclama ayudas para el empresariado, las grandes empresas no dejan de tener beneficios a fuerza de pasarse el Estatuto de los Trabajadores por el arco de triunfo.

Como siempre, el único rehén es la clase trabajadora.

3 comentarios:

pon dijo...

Siempre pringamos los mismos, asi de claro.

Kefet dijo...

Lo siento, no entiendo bien lo que quieres decir.
¿Quienes son "los mismos"?
Salud

frantic dijo...

Está claro que la clase trabajadora. La entrada trata de eso. Nada más.