jueves, 3 de febrero de 2011

UN ANTOJO

De repente, siento ganas de que sea primavera, de sentir el sol mientras paseo por la isla pequeña*, de sentarme en una terraza a saborear una copa de helado de tres chocolates de Berthillon mientras escucho a un acordeonista callejero arrancarse por Piazzola, de perderme tras mis gafas oscuras con mi plano y mi cámara de guiri.

Me apetece que se haga de noche, que saquen las mesas a la calle y cenar una baguette de queso con una copa de vino mientras escucho en la mesa de al lado una imaginaria conversación entre Georges Moustaki y cualquiera de sus vecinos.

Se me antoja pasear por Saint Louise en l'Île y perderme en mi pequeño paraíso bohemio.
(*) Isla de Saint Louis, París.

3 comentarios:

Victoria dijo...

Me apunto a la conversación de Moustaki. Y a la copa de vino.

Sunrise dijo...

Pues mira a ver, que los vuelos a París están ahora tirados desde Zaragoza ;)
Un besico, guapa

Tesa dijo...

Muy apetecible, sí, y es que París siempre despierta mi lado bohemio y soñador.

Quiero volver en primavera. Igual nos encontramos, y si veo a Moustaki le pediré que me cante al oído: "Le metec"

Un beso,