lunes, 10 de mayo de 2010

NOTHING TO FEAR

Cuando menos te lo esperas, llega el día en que te levantas tranquilamente y te preparas el desayuno mientras tarareas algo de Chris Rea. Lees la prensa sin deprimirte, afrontas las tareas del día sin ninguna pereza, te sientes querida por tu gente y piensas que, pase lo que pase, nada podrá contigo.Entonces te das cuenta de que el miedo, por fin, se ha marchado. Ya sólo queda el amor.

6 comentarios:

La Bruja dijo...

¡¡Espero que hoy sea ese día!! Un abrazo.

frantic dijo...

Lo es, lo es. :)

Un besote.

monecoqueco dijo...

Geniallllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllll :)

jacaranda dijo...

"Ya sólo queda el amor", dices tú. Y yo contesto: "te amo".

frantic dijo...

Y yo a ti, princesa. :)

belijerez dijo...

Que alegría poder sentir eso que escribes.
También te agradezco que hayas aclarado a Alfonso mi comentario, que por otro lado se lo he aclarado yo lo que pasa que lo ha censurado. Es la ceguera de los creyentes no de los razonables.
Gracias y me alegro conocerte.