martes, 10 de enero de 2012

UN NUEVO RETO DE LO MÁS PROSAICO

Dejar de fumar tiene ciertas ventajas como una mejor salud y, sobre todo, un ahorro económico nada desdeñable; de hecho, me dedico a ir guardando en la hucha todo lo que tendría que gastarme en tabaco y es una sensación muy estimulante el poder pagarme una cena o una noche de hotel con lo que voy ahorrando.

Pero si ha habido un aspecto negativo, éste ha sido sin duda los veinte kilos que me he echado encima y de los que he decidido deshacerme después de notar que mis huesos se resienten cada vez más y que me ahogo ante el menor esfuerzo.

Perder peso, sin embargo, implica un gran trabajo físico y mental que muchos medios se empeñan en ahorrarnos a cambio de un importante desembolso económico y, sinceramente, a mí me parece obsceno pagar por perder unos kilos adquiridos gracias a una alimentación copiosa y una vida sedentaria, mientras una parte de la humanidad se muere literalmente de hambre.

Así que aquí estoy: planificando mis menús, organizando mis jornadas diarias para mantenerme ocupada y no pensar en la comida, psicoanalizando mis ataques de hambre y haciendo ingentes esfuerzos para moverme un poco más mientras intento recrearme en la imagen de una persona que, con veinte kilos menos, se siente más ágil y dinámica.

Dicen que compartir un reto hace que el proceso sea más llevadero así que, si alguien más se ha puesto como propósito el perder peso y le apetece "picarse" conmigo, será un placer aceptar el desafío.

¿Os atrevéis?

2 comentarios:

Nuskens dijo...

Yo me puse seria hace un par de años... Perdí 17 kilos en unos 8 meses con todo el sudor de mi frente y la voluntad que nunca he tenido!! Se puede!! Lo difícil es mantenerse una vez se llega al peso que una quiere... Yo no he podido! jijiji, he cogido 7 kilos de los que había perdido y sigo batallando por volverlos a dejar atrás! Muchos ánimos!!!

frantic dijo...

Tú eres más joven que yo pero, a partir de ciertas edades, esto se convierte en una lucha constante. Yo había perdido 17 kilos por los nervios que me produjo una movida chunga que tuve en el curro y estaba la mar de bien pero dejar de fumar hace un año y echarme 20 kilos al coleto fue todo uno. A ver qué tal me va ahora. Gracias por tus ánimos.