viernes, 12 de febrero de 2010

12-F

Hoy es una fecha de las que no suelen venir en rojo en los calendarios y que tampoco tiene interés para los grandes almacenes. No es temporada alta, ni siquiera para las estaciones de esquí, y no recuerdo ahora mismo ninguna gran efeméride asociada a tal día como hoy. No es el cumpleaños de ningún ser querido y ni siquiera celebro hoy los meses que llevo saliendo con mi chica.

Pero hoy, hace siete años, dejé el ordenador de mi despacho encendido y el uniforme tirado encima de una silla antes de ir a recoger los resultados de una mamografía, creyendo que no iba a tardar más de una hora en volver. Pero no volví, al menos ese día.

Hoy, hace siete años, el ginecólogo me dijo que se veía claramente un tumor en la mamografía y que, dados mis antecedentes, se recomendaba una mastectomía. Como es natural, en ese momento se me cayó todo encima. No sabía si preocuparme por el tratamiento, por quedarme sin una teta o por cómo se lo iba a decir a mi madre, porque lo que tenía muy claro es que no me pensaba morir, así que, opté por lo que suelo hacer cuando hay algo que me desborda: echarme a llorar como una Magdalena.

Recogí todos los volantes para el preoperatorio, firmé todo lo firmable y salí de la consulta sin terminar de creerme todo lo que me estaba ocurriendo. Pero recordaba las palabras del médico intentando tranquilizarme: "se trata de un diagnóstico precoz, hay un buen pronóstico, quizás dentro de un par de años lo estés celebrando con champán".

Pues bien, precisamente, eso es lo que llevo haciendo todos los años desde ese "par de años después".

6 comentarios:

aguasalytuvoz dijo...

Me alegro mucho por ti, mostraste mucha valentía. También tienes que celebrar, por lo que veo, que eres una mujer fuerte que no se deja vencer por cualquier cosa. Sigue disfrutando tus años :-)

pon dijo...

Y sigue celebrándolo, sigue que te lo has ganado. Feliz no cumpleaños!!!!!!!!

mariete dijo...

Felicidades. Esto que has escrito es una lección de vida en toda regla. Gracias por compartirlo con tod@s nosotr@s, me has hecho pensar en muchas cosas y olvidar por un momento mis "absurdas" preocupaciones. Un besazooo.

Lille Skvat dijo...

¡Feliz año! Yo también como tú tengo que mirar al tiempo con otra perspectiva por motivos de salud (o más bien falta de ella) y comparto esa alegría que se siente por poder celebrar el seguir estando viva y también he vivido esas lágrimas... ¡Pero qué bonito es vivir! :-)

Angels Per Font dijo...

Y seguiremos brindando todos los 12 de marzo que nos queden :)

Angels Per Font dijo...

Quise decir febrero, perdona el despiste ;)