miércoles, 22 de julio de 2009

CONTRA EL ABURRIMIENTO

No quiero aburrirme de la misma rutina, del mismo trabajo, de la misma gente que no tiene nada que ver conmigo, de las mismas horas de insomnio, de la misma pila llena de platos sucios, del mismo montón de libros pendientes, de la misma lista de proyectos que paso a limpio una y otra vez pero que nunca termino de tachar, de las mismas noticias tristes en las que sólo cambia el lugar y la fecha, de los mismos folios arrugados en el fondo de la papelera, de la misma agenda llena de asuntos por resolver y de los mismos teléfonos a los que hace tanto tiempo que no llamo...

Es hora de echar a caminar, cerrar de un golpe la puerta a mis espaldas y dejar que sean sólo mis pies quienes decidan el camino que voy a seguir a partir de ahora.

4 comentarios:

a p n e i c a dijo...

Buena idea. Yo también quiero tacharlo todo, aunque sea porque... no lo escribo porque ya no está entre mis cosas pendientes, o porque lo he realizado ya.

:) buen propósito.

Anónimo dijo...

Muy bueno, estamos de acuerdo, la rutina muchas veces cansa, y parece que no hay forma de cambiarla... pero siempre se puede.

lunares dijo...

Lo que cuesta es ese primer paso, el que nos saca de la inercia mortal. El ver que todo se perpetúa crea más fatiga a la hora de ponerse a "limpiar".
Pero una vez que damos ese pasito, todos los demás vienen corriendo.

NO SÓLO LO PIENSO dijo...

Me da que hay alguien que tiene un plan. Eso que te propones es tan sano... Un beso